15.2 C
Tepic
domingo, noviembre 27, 2022
spot_img

La obligación de proteger

Contra las críticas de “expertos paga datos de teléfono”, se seguirán dictando medidas que tengan que ver con cuidar la integridad humana.

LA SERPENTINA

POR GUILLERMO AGUIRRE

La obligación de proteger

** Contra las críticas de “expertos paga datos de teléfono”, se seguirán dictando medidas que tengan que ver con cuidar la integridad humana.

Me sorprende la actitud de algunos ciudadanos que con el derecho que le dan los datos telefónicos y las compañías de cable que les alquilan el internet para sus computadoras, se vuelven expertos en todos los temas, así que cuanta decisión, acción o simple anuncio, hace el gobierno en alguno de sus tres niveles, para la solución o apoyo de un problema que tiene que ver con la sociedad, de inmediato escriben, muchas veces escriben con las patas porque ni siquiera saben de ortografía, pero de que tienen voz, la tienen, ahora por medio del internet.

En la pasada tormenta llamada ORLENE, el gobierno primeramente emitió un comunicado donde decía que se suspendían las clases para todos los niveles, pero que sólo los niños podían faltar, que los maestros tenían que estar presentes.

No acababa de caer el comunicado en las redes, cuando ya eran duras, agrias y en algunos casos hasta ofensivas, las críticas contra el gobierno, diciendo que si los maestros no valían nada, que si lo que importaba era la vida humana de los estudiantes y que los profesores no eran humanos, y así toda una serie de acres palabras.

No tardó mucho el gobierno en mandar un nuevo comunicado en donde decía que también los maestros quedaban exentos de asistir a los centros escolares, e incluso se extendió la medida a los trabajadores del gobierno.

Bueno, pues ahora con este nuevo fenómeno meteorológico llamado ROSLYN, la autoridad correspondiente emitió su comunicado para prevenir cualquier consecuencia por la situación de los salones de clases, por daños o caminos destruidos, y ordenó nuevamente la suspensión de clases y actividades tanto para niños, adolescentes y estudiantes de nivel superior, como para personal del propio gobierno y claro, los maestros de las respectivas escuelas.

¡Ah!, pues ahora la crítica de los “expertos” de internet y de paga datos telefónicos, es al revés, que por qué se tiene que suspender actividades en escuelas y si es así, por qué motivo los maestros no van cuando menos para que vean la situación en la que están sus salones de clases.

Esta y otras diatribas se emiten para denostar la medida dictada por el gobierno del estado a través de la secretaría correspondiente, medidas que, por supuesto tienen como objetivo principal y primordial, cuidar la integridad física de los nayaritas.

Ahora bien, este huracán llamado ROSLYN, no tuvo compasión de las partes norteñas y sureñas del estado, como ustedes lo pudieron observar y leer en todos los espacios informativos, en algunos poblados del municipio de Bahía de Banderas, los daños fueron cuantiosos, las carreteras quedaron cerradas por la afluencia de agua y tierra, que luego se convertiría en lodo que dejó intransitable caminos y carreteras como la 200 y la 15.

En el municipio de Santiago Ixcuintla, especialmente en la isla de Mexcaltitán,  entre otros muchos poblados, los daños también fueron muchos, mientras que en Rosamorada y Tuxpan, no es para menos, incluso hubo dos personas que murieron como consecuencia de daños del huracán.

Este domingo por la tarde, el secretario general de Gobierno, Juan Antonio Echeagaray Becerra, en entrevista vía telefónica para CNN en Español, informó que el paso del huracán Roslyn dejó como saldo 2 personas fallecidas, una del municipio de Santiago Ixcuintla y otra de Rosamorada, así como 30 viviendas de la zona baja de Bahía de Banderas dañadas y algunos tramos de carretera y caminos tapados por la caída de árboles.

Si con todo esto, a algunos les parece que son exageradas las medidas preventivas y post-precautorias con motivo de este impetuoso fenómeno que en cuanto a desgracias y pérdidas, no defraudó a nadie, pues fueron muchos los quebrantos que nos dejó, simplemente no hay más que agregar, más que la vida de las personas será siempre el objetivo principal a cuidar de todo gobierno en todos los niveles.

Seguramente para los ciudadanos que tienen uso de lógica y civilidad, cuidar la integridad física es mejor que arriesgar a personal de determinada oficina a vigilar y custodiar bienes que finalmente no respetará la fuerza de un fenómeno natural, tal y como ha sido siempre.

Mención aparte merecen nuestros elementos de protección civil, bomberos, policías estatales, guardia nacional, marina y ejército mexicano, que ellos se la rifan en medio de los peligros, literalmente combatiendo y protegiendo a los seres humanos de los embates de esta naturaleza cada vez más cáustica…hasta mañana

NOTAS RELACIONADAS

Deja un comentario

SÍGUENOS

18,000FansMe gusta
218SeguidoresSeguir
97SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -spot_img

LAS MÁS LEIDAS